El Boletín de Calificaciones March of Dimes 2021 examina el estado de salud de maternas e infantes en Florida

FLORIDA OBTIENE UNA CALIFICACIÓN DE «D+» PARA LA TASA DE NACIMIENTOS PREMATUROS, SUPERIOR AL PROMEDIO PARA LOS ESTADOS UNIDOS
El país…

FLORIDA OBTIENE UNA CALIFICACIÓN DE «D+» PARA LA TASA DE NACIMIENTOS PREMATUROS, SUPERIOR AL PROMEDIO PARA LOS ESTADOS UNIDOS

El país se mantiene en un nivel de crisis con disparidades persistentes que afectan todas las métricas de salud de maternas e infantes

ARLINGTON, Virginia, 15 de noviembre de 2021 /PRNewswire-HISPANIC PR WIRE/ — March of Dimes, líder nacional en salud de la mamá y del bebé, publicó hoy su Boletín de Calificaciones 2021, en el que se revela que, por primera vez en seis años, los nacimientos prematuros en los Estados Unidos disminuyeron ligeramente del 10.2% al 10.1%, y el país mantiene su calificación C-. En Florida, los nacimientos prematuros disminuyeron ligeramente del 10.6% al 10.5% en 2020, con lo que el estado obtiene de nuevo una calificación D+ en el Boletín de Calificaciones de este año.  A pesar de un menor número de nacimientos prematuros y del continuo descenso de las muertes de infantes en todo el país, siguen aumentando las muertes de maternas y las mujeres que sufren graves complicaciones de salud debido al embarazo. Más de 700 mujeres en los Estados Unidos mueren cada año por causas relacionadas con el embarazo, y durante los últimos 30 años estas muertes han aumentado más del doble.

March of Dimes Foundation Logo

Estas estadísticas son mucho peores para las madres y los bebés de color, ya que el racismo estructural profundamente arraigado afecta su salud de manera directa. En Florida queda mucho por hacer, ya que la tasa de nacimientos prematuros entre las mujeres afroamericanas es un 53% mayor que la de todas las demás mujeres.  

El Boletín de Calificaciones resalta las marcadas desigualdades que afectan todas las métricas de salud de maternas e infantes, y describe las acciones normativas y las alianzas necesarias para mejorar la salud de las familias de nuestra nación. Un desafío tan complejo como la crisis de salud materna e infantil en Miami, por ejemplo, requiere la dedicación y los recursos de socios intersectoriales en el marco de un trabajo conjunto. Durante los últimos meses, March of Dimes ha formado alianzas con las comunidades locales y organizaciones tanto públicas como privadas para mejorar la salud de todas las mamás y los bebés. A través de un esfuerzo de varios años, los socios de la Iniciativa de Impacto Colectivo Local en Miami, uno en el condado Broward y otros siete por todo el país, se alinearán con los desafíos subyacentes que afectan a las mamás y los bebés a nivel local, establecerán una visión compartida y construirán infraestructura y alianzas para implementar estrategias y soluciones que puedan impulsar resultados de salud mejorados y tangibles. 

Las partes interesadas de Miami establecieron una agenda común para orientar su trabajo. En esta se incluyó el objetivo principal de garantizar que todas las mujeres y las personas que nacen, especialmente aquellas que se identifican como afroamericanas y/o hispanas, en el condado de Miami Dade, estén saludables antes, durante y después del embarazo y tengan resultados de parto positivos. La agenda se centra en el trabajo en tres áreas: aumentar el acceso a una atención asequible, equitativa y respetuosa; ayudar a las familias a lograr la independencia económica; y construir comunidades seguras, conectadas y solidarias.

Incluso antes de la pandemia de la COVID-19, Estados Unidos seguía siendo uno de los países desarrollados más peligrosos para el parto. El Boletín de Calificaciones muestra que el número de nacimientos prematuros disminuyó de 383,061 a 364,487, pero las mujeres afroamericanas, indígenas-estadounidenses y nativas de Alaska aún tienen un 60% más de probabilidades de dar a luz prematuramente en comparación con las mujeres blancas. Observamos la misma tendencia a la desigualdad en la mortalidad de infantes, que ha disminuido lentamente durante los últimos años. Sin embargo, los bebés afroamericanos, indígenas-estadounidenses y nativos de Alaska aún tienen el doble de probabilidades de morir antes de sus primeros cumpleaños que los bebés caucásicos. Además, las mujeres afroamericanas tienen tres veces más probabilidades de morir que sus contrapartes blancas.

La complejidad de esta crisis está arraigada en el hecho de que no existe solo una causa, ni solo una solución. Factores como dónde vive una persona y los sistemas estructurales y sociales en los que vive afectan la salud de las mamás y de los bebés, y conducen a una brecha de equidad en la salud. Por ejemplo, en Florida, el 17.4% de las mujeres recibe atención prenatal inadecuada durante su embarazo. Se necesitan más investigaciones y recopilación de datos para comprender mejor y hacer un seguimiento a los cambios en las tasas de nacimientos prematuros durante la pandemia de la COVID-19. Por ese motivo, March of Dimes está trabajando para desarrollar una mayor comprensión respecto de los nacimientos prematuros tardíos y los datos durante la pandemia en general. 

«Si bien hemos visto una pequeña mejora en los nacimientos prematuros y en las muertes de infantes, las comunidades de color aún se ven afectadas de manera desproporcionada», señaló Stacey D. Stewart, presidenta y directora ejecutiva de March of Dimes. «Vemos esta misma tendencia de desigualdad en la salud materna, lo cual es resultado de una compleja red de factores que alimentan esta brecha de equidad en salud. Sabemos que es posible que cada familia tenga un comienzo saludable y debemos trabajar juntos para cambiar el curso de esta crisis a fin de garantizar que todas lo hagan».

Las estructuras y los sistemas actuales, arraigados durante siglos en políticas y prácticas racistas, sesgadas e injustas contribuyen a ampliar las diferencias raciales en el acceso a los recursos, las condiciones sociales y las oportunidades. Estas políticas, que sistemáticamente han desfavorecido a las comunidades de escasos recursos y a las de color durante siglos, causan resultados pobres persistentes e inequitativos en materia de salud de maternas e infantes para las comunidades de color.

En un esfuerzo por abordar estas desigualdades raciales y comprender todos los factores que las propician, el Boletín de Calificaciones contiene varias métricas nuevas que buscan mejorar los resultados tras el parto y reducir las tasas de mortalidad y enfermedad materna. Entre estas métricas se encuentran:

  • El Índice de Vulnerabilidad Social de los CDC muestra los condados con poblaciones con niveles más altos de vulnerabilidad y, por lo tanto, con mayor riesgo de resultados pobres en materia de salud. 
  • Legislación y políticas sobre la atención de parteras y doulas: ambas pueden contribuir a mejorar el acceso a la atención en las zonas con escasos recursos, mejorar los resultados en materia de nacimientos y reducir las tasas de mortalidad y enfermedad materna. Por ejemplo, el Boletín de Calificaciones de Florida muestra que tanto las parteras de formación como las parteras que son enfermeras certificadas están autorizadas a ejercer en el estado. Sin embargo, Medicaid no cubre el servicio de las doulas.
  • Parto por cesárea de bajo riesgo: un parto por cesárea se considera de bajo riesgo si un único bebé nace de cabeza de una mamá que tiene al menos 37 semanas de embarazo y no ha dado a luz antes. En 2019, un cuarto de los partos (25.6%) fueron por cesárea y se consideraron de bajo riesgo. Específicamente en Florida, 29.6% de los partos de bajo riesgo fueron por cesárea.

«Al observar la nueva medida de vulnerabilidad social, las tasas de parto por cesárea de bajo riesgo y la adopción estatal de la legislación de doulas y parteras, estamos proporcionando información adicional para ayudarnos a identificar áreas con escasos recursos y mejorar el acceso y la calidad de la atención», explicó la Dra. Zsakeba Henderson, vicepresidenta sénior y directora interina de Medicina y Salud de March of Dimes.

La Dra. Henderson señaló que, incluso en mujeres con bajo riesgo, existen múltiples razones por las que un parto por cesárea sería la opción más segura para la mamá y el bebé. Las variaciones en los patrones de práctica entre los hospitales de todo el país pueden ser una de las fuerzas impulsoras detrás del uso excesivo de este procedimiento.

Calificaciones 2021 de March of Dimes para partos prematuros 

Cada año, March of Dimes publica su Boletín de Calificaciones para estados individuales, Washington, D.C., Puerto Rico y las 100 ciudades principales. El Boletín de Calificaciones indica que los nacimientos prematuros en general empeoraron en 13 estados, con seis estados y Puerto Rico obteniendo una calificación reprobatoria, incluidos Alabama, Arkansas, Luisiana, Misisipi, Carolina del Sur y Virginia Occidental. Vermont es el único estado que recibió una calificación «A».

Además, el Boletín de Calificaciones analiza las 100 ciudades de los Estados Unidos con mayor número de nacimientos, asignando una calificación en función de la tasa de nacimientos prematuros. El Boletín de Calificaciones 2021 revela que Orlando recibió una calificación D, con una tasa del 11.2% para nacimientos prematuros.

Medidas para abordar la crisis 

March of Dimes lidera la lucha por todas las mamás y los bebés a través de la investigación, la educación, los programas y la promoción. Desde su creación, la organización ha trabajado con una multitud de socios a nivel nacional y local para abordar las mayores amenazas que enfrentan las mamás y los bebés.  Con ese fin, March of Dimes reúne a socios para instar a los legisladores a priorizar la salud de las familias de nuestra nación. Por medio de nuestra agenda política #BlanketChange, nos enfocamos en todos estos asuntos normativos mencionados en nuestro Boletín de Calificaciones y en la aprobación de la Ley Momnibus de Salud Materna de Mujeres de Raza Negra 2021. Únase al movimiento #BlanketChange para exigir que los legisladores prioricen a las mamás y bebés de nuestra nación y tomen medidas inmediatas para mejorar la salud. Para unirse, visite BlanketChange.org.

Además del trabajo de impacto colectivo local en nueve comunidades de los Estados Unidos, March of Dimes también trabaja para cerrar la brecha de equidad en salud a nivel nacional. Actuando como organizador, March of Dimes moviliza a los socios a nivel nacional a través de Mom and Baby Action Network (M-BAN). M-BAN se involucrará en alianzas intersectoriales que inviertan, influencien e impulsen medidas colectivas para liderar cambios profundos en materia de políticas, investigación, financiamiento y sistemas para abordar las causas de base de las inequidades en la salud de maternas e infantes.

Para conocer el Boletín de Calificaciones y medidas que puede tomar para apoyar a las mamás y los bebés, visite marchofdimes.org/ReportCard.

ACERCA DE MARCH OF DIMES

March of Dimes lidera la lucha por la salud de todas las mamás y los bebés. Durante más de 80 años, March of Dimes ha ayudado a millones de bebés a sobrevivir y prosperar, y ahora se basa en ese legado para nivelar las condiciones para todas las mamás y los bebés, sin importar su edad, entorno socioeconómico o demografía.

Antes de convertirse en líderes en salud de maternas e infantes, March of Dimes era conocido por haber derrotado la epidemia de la poliomielitis (grabaciones históricas y fotos disponibles). La lucha personal del presidente Franklin D. Roosevelt contra la poliomielitis llevó a la creación de la Fundación Nacional para la Parálisis Infantil, conocida actualmente como March of Dimes. La organización fue pionera en la investigación de vacunas, lo cual posibilitó la erradicación de la poliomielitis en los Estados Unidos, y luego cambió su enfoque para abordar algunas de las mayores amenazas para la salud de las mamás y los bebés.

Logo – https://www.panamanoticiastoday.com/wp-content/uploads/2021/11/el-boletin-de-calificaciones-march-of-dimes-2021-examina-el-estado-de-salud-de-maternas-e-infantes-en-florida.jpg

 

FUENTE March of Dimes Inc.